AZÚCAR DE CAÑA

El azúcar de caña procede de una planta que crece en espacios tropicales: La caña de azúcar. Esta posee numerosos nutrientes y dentro de su tallo contiene distintos porcentajes de azúcar, fibra y agua que tras un proceso de extracción y cristalización, se forma el azúcar.
Entre otras peculiaridades cabe destacar que contiene un alto porcentaje de minerales además de un alto poder caramelizador. Hasta el 70% de azúcar que se consume a nivel mundial procede de la caña.

PRODUCCIÓN INDUSTRIAL

El proceso de fabricación del azúcar de caña consta de los siguientes pasos:

Molienda:

En los molinos se exprime la caña para extraer la sacarosa, añadiendo agua caliente para agilizar el proceso. De esta primera fase se obtiene el bagazo o fibra de caña que se usa como combustible generando vapor y como materia prima en la elaboración de papel.

Clarificación:

Se elimina la mayor parte de impurezas conservando la sacarosa. El jugo de la caña se mezcla con hidróxido de calcio y ácido fosfórico hasta lograr el PH adecuado.

Evaporación:

Cuando el jugo se encuentra limpio, se evapora hasta el 80% del líquido consiguiendo un aspecto más concentrado.

Cristalización:

Se transforma el jarabe en cristales combinando presión y temperatura. Una vez cristalizado se separa mediante un proceso de centrifugas.

Centrifugación

Se separan los cristales de la melaza obteniendo alcohol mediante fermentación del azúcar de caña.

Refinado

Durante el refinamiento se elimina los colorantes que pueda contener el licor.

Secado

Para terminar el proceso, el azúcar refinado se lava con vapor, se seca con aire caliente, se clasifica según el tamaño de los cristales y se almacena para su posterior empaque.

Contáctanos si necesitas cualquier tipo de edulcorante para la fabricación de preparados alimenticios y bebidas

Si estás interesado en conocer algunos beneficios del azúcar de caña, puedes consultar información aquí